Familia Hortelano-García In memoriam et ad honorem Mayte Hortelano
Este blog ha sido galardonado en los Premios 20Blogs 2010:
  • Categoría Gastronomía: Ganador
  • Premio del jurado: Ganador
  • Premio de los blogueros: Finalista

Posts tagged: cafe

Jun 10 2010

Muffins de Café Irlandés con Buttercream de Chocolate y Café

Simplemente buenísimos!. 

INGREDIENTES (Para 15 Unidades, Moldes Talla M)

Para la masa:

  • 300 g de harina de repostería
  • 100 g de mantequilla sin sal, ablandada a temperatura ambiente
  • 80 g de azúcar
  • 1 huevo grande
  • 100 g de café fuerte
  • 8 – 10 bolas de pimienta de jamaica, bien machacadas (o 1 cucharadita de esencia de almendras, o de la que prefieras)
  • 60 g de whisky irlandés
  • 1 juego de sodas para repostería (El Tigre, El Vesubio, …), o medio sobre le Levadura Royal
  • 250 ml de Nata líquida para montar (mínimo 35% materia grasa)

Los moldes que he utilizado, ya sabéis de dónde son, verdad?, jajaja… sí, de la tienda que nos tiene loquitas. De Mandisign.

Para el Buttercream:

  • 90 g de chocolate negro (usé Nestlé Postres, sirven marcas blancas, por supuesto)
  • 140 g de azúcar glass
  • 30 g de café fuerte
  • 130 g de mantequilla ablandada a temperatura ambiente
  • 40 g de whisky
  • almendra fileteada, para la decoración final (opcional)

 

 

PREPARACIÓN

  1. Con varillas eléctricas, comencé batiendo bien la mntequilla con el azúcar, hasta obtener una mezcla cremosa. Sin dejar de batir añadí el huevo y, cuando éste quedó bien integrado, incorporé la nata, el café, la pimienta machacada y el whisky. Batí hasta que la crema llegó a montar, pero un poco nada más.
  2. Por otro lado, ya tenía mezclada la harina con la soda de repostería en un cuenco amplio. A este recipiente, fui incorporando la crema ( ya sin varillas eléctricas). Para ello podemos ayudarnos de una lengua o una espátula de silicona, de unas varillas manuales, o lo que nos resulte más cómodo. Aunque generalmente las masas de los muffins no se remueven mucho, en este caso si trataremos de que quede más o menos integrada.
  3. Observaremos que, el resultado es una masa espesa, más que la de los muffins habituales y que la de las magdalenas españolas. El olor ya es fantástico, huele delicioso y dan ganas de comerse la masa a cucharadas!. Si probamos un poco, comprobaremos que sabe exactamente igual que un café irlandés. Pero no os entretengáis mucho, que esta masa no se hace esperar. Buscamos (así lo decidí, aunque no aparece en las fotos, mecachís!!!) que tengan un copete alto, para no cargar mucho de buttercream y, así, no incrementar demasiado el contenido calórico, que ya de por sí, es bastante alto.
  4. Ponemos el horno a precalentar a 200ºC, con aire, arriba y abajo. Mientras tanto, llenamos los moldes, sólamente a 2/3 de su capacidad. Subirán bastante (por la cantidad de levadura) con esa proporción de masa.
  5. Con el horno caliente, introducimos los moldes a media altura y esperamos a que suba el copete. Una vez que ésto ocurra, bajamos la temperatura a 180º C, quitamos la ventilación del horno y esperamos unos 15 minutos, aproximadamente. Sácalos antes, si ves que se doran demasiado. Déjalos enfriar antes de ponerles el buttercream.
  6. Para hacer el buttercream, batimos con varillas eléctricas en un bol la mantequilla ablandada, hasta que forme una mezcla muy cremosa.
  7. Le agregamos el azúcar glass y batimos a alta velocidad el tiempo suficiente como para obtener una crema blanca y ligera.
  8. Por otra parte, tendremos el chocolate fundido (al baño maría o microondas), al que habremos añadido el café y el whisky, mezclando bien y dejando reposar un ratito para que pierda algo de temperatura.
  9. Agregamos el chocolate a la crema de azúcar y mantequilla, batiendo a alta velocidad, hasta lograr una crema brillante.
  10. Con esta crema, en pistola de repostería o en manga pastelera, decoraremos los muffins a nuestro antojo.

Aunque éste ha sido otro de mis «experimentos», el resultado fue buenísimo. Tanto, que no me dio ni tiempo a observar los días de conservación. Solo estuvieron presentes poco más de 24 horas y eso que tuve que estar dando manotazos frecuentemente….

 

Sep 12 2009

Mousse de Capuccino al Estilo de Mayte

Coste: Medio
Dificultad: Media
Tiempo: 1 Hora + Refrigeración
Estacionalidad: Todo el Año
Calorías: Alto Contenido

INGREDIENTES:

  • 6 huevos (separados las yemas de las claras)
  • 300 cc de nata para montar
  • 4 cucharadas soperas de azúcar
  • 1 cucharada de Brandy (u otro licor que nos guste, Ron negro, Licor de café…)
  • 1 y 1/2  tabletas de chocolate con leche, troceado
  • 1/2 tableta de chocolate negro troceado (yo utilizo chocolate negro Nestlé Postres)
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 chorro de leche
  • 3 cucharadas colmadas de café soluble

 

PREPARACIÓN

  1. Montar las claras a punto de nieve y reservar en el frigorífico, para que no bajen.  Hacer lo mismo con la nata.
  2. Batir bien con unas varillas las yemas junto con el azúcar, manualmente, hasta que estén bien montadas. Reservamos en un recipiente bastante grande, pues es donde iremos integrando los demás ingredientes, en diferentes etapas.
  3. Fundir el chocolate al baño María junto con el Brandy, la mantequilla, y el chorro de leche, al que habremos añadido el café. Mientras se funde, vamos removiendo y tratando de homogeneizar la mezcla.
  4. Una vez fundido el chocolate, añadimos un poco a la mezcla de yemas, y movemos bien, tratando de que se integre, pero sin que las yemas cuajen. Vamos añadiendo el resto lentamente, en pequeñas proporciones cada vez. Así, hasta que hayamos integrado todo el chocolate y las yemas. Nos habrá resultado una crema bastante espesa que, en los siguientes pasos, conseguiremos hacer más esponjosa.
  5. En este paso vamos a añadir la nata montada. También vamos a hacerlo poco a poco y con las varillas manuales. Primero añadimos un poquito, removemos lentamente y vamos observando cómo la crema se va esponjando. En sucesivas adiciones de nata, ya podemos agregar mayores cantidades, sin miedo. La crema está ahora mucho más esponjosa y ha aumentado mucho su volumen.
  6. Este último paso es el más importante para conseguir una verdadera mousse esponjosa y no una crema. A la mezcla obtenida en el paso anterior hay que agregar las claras a punto de nieve. En esta operación, es importantísimo no remover mucho, pues las claras podrían bajarse (provocaríamos la pérdida del aire interno de las claras montadas) y perder la textura esponjosa. Lo haremos cuidadosamente, incorporando las claras en varias veces, y moviendo las varillas de arriba hacia abajo (no hay que dar vueltas).
  7. Servimos en copas, que refrigeraremos al menos durante dos o tres horas. Es conveniente que tapemos las copas con film de cocina, para que no se impregnen de los olores de otros platos que puedan haber en nuestra nevera.

Las formas de presentación son infinitas. Podemos servirlos así de simples, en copas, adornándolos con unos granitos de café y unos barquillos de galleta, o unas tejas de chocolate, etc. Cualquier cosa que salga de nuestra imaginación.

Licencia Creative Commons
Recetas y Gastronomía por Familia Hortelano-García se encuentra bajo una Licencia
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.
Basada en una obra en www.elhornodemaria.com.